Flor Vigna y Agus, de Márama, calentaron la pista con un reggaetón